Los mitos de la nube en fuego

La semana pasada el sector tecnológico se vió sorprendido por el incendio que asolo al proveedor de servicios Cloud OVH cuando su CPD SBG2 en Estrasburgo literalmente ardía en la madrugada del miércoles 10 de marzo del 2021 y con ella cientos de webs empresariales de todo el mundo se quedaban sin servicio a la vez que el nivel de confianza en los servicios cloud caía.  

En este artículo nos gustaría contaros como Kubysoft ha superado este incidente y cómo sus clientes han podido continuar trabajando en unas pocas horas gracias a nuestro plan de emergencias ya que también nos vimos afectados por este incidente. 

Muchos se preguntan ahora si las nubes son seguras, si volverá a ocurrir y qué puedo hacer para evitar un desastre de este tipo con los datos de mi empresa. Lo que es cierto es que este evento u otros de consecuencias parecidas, volverán a ocurrir más tarde o más temprano, como todo en la vida, no existe una seguridad del 100% en nada pero lo que sí está en nuestras manos es tener un plan de emergencias ante una posible parada de nuestro negocio. 

Una nube, sea del proveedor que sea, no deja de ser un lugar físico. Los servicios que antes las empresas guardaban en un servidor “en el armario de las escobas” ahora se concentran en grandes CPDs con los más altos estándares de seguridad y de alta disponibilidad pero aún así y como hemos visto todo esto puede irse al garete en cuestión de horas por un suceso totalmente inesperado o por cúmulo de causas. 

Kubysoft también se vio afectada por este incidente ya que nuestros servicios principales estaban alojados en el CPD SBG3, muy cerca del devastado CPD SBG2, y aunque no fuera destruido los servicios se vieron totalmente afectados entorno a las 5:30 am. 

Una vez confirmada la noticia del incendio y la imposibilidad de poder trabajar contra este CPD activamos el protocolo de emergencias para poner en marcha todos los servicios en un servidor de emergencias que está previamente preparado para este tipo de circunstancias. A las 9:56 am el 100% de las bases de datos de nuestros clientes estaban restauradas y operaban con normalidad. 

Una de las claves para poder conseguir esto son las copias de seguridad que hacemos diariamente y lógicamente están almacenadas en otro servidor físicamente pero lo más importante es tener un plan de emergencias para seguir un protocolo de actuación que nos guíe ante situaciones extremas. 

Ante cualquier ataque de seguridad, ya sea un hackeo, una caída del servicio o lo que fuese, es fundamental tener copias de seguridad y un plan de restauración ya que es la clave para volver a la normalidad cuanto antes. No podemos evitar ciertos eventos pero sí que podemos tener un “as” en la manga y vivir con la tranquilidad de que podemos restaurar todo en unas horas. 

Con todo esto, queremos recalcar nuestra preocupación, nuestra preparación y nuestra constante revisión de la seguridad para albergar los datos empresariales de nuestros clientes que confían en nosotros y ofrecer la máxima confianza para garantizar la continuidad y la integridad de sus negocios.

Sabemos que la importancia de estos es crucial para la continuidad de sus negocios y del nuestro. 

Compartir: